Buses Casther: Un emprendimiento que tiene más de 30 años de historia

10

Desde el año 1986 la empresa histórico-regional, Buses Casther,  ha realizado sus servicios incesantemente los 365 días del año. En más de 30 años en la ruta atácamela, ni lluvia ni aluviones han interrumpido sus servicios.

Un bus Magirus Deutz se pone a disposición en el año 1986, marcando un hito histórico en la extensión del recorrido hacia el Valle de Copiapó, lugar de las primeras plantaciones parronales, donde se ubicarían los grandes cultivos de uvas. Las primeras producciones de uva de mesa que marcarían el inicio a la temporada alta del traslado parronero, para las cosechas de noviembre a febrero.

En esos años, existía un bus con un horario fijo y que llegaba sólo hasta Los Loros, en ese momento unos hermanos emprendedores, lograron visualizar lo que sería la formación del valle en su explosivo desarrollo vitivinícola. Con entusiasmo y esfuerzo deciden invertir en el primer bus Casther, que sería el encargado de extender la ruta agrícola hasta Junta de Potros, convirtiéndose en una empresa con clara identificación local respondiendo a su esencia de ser un servicio rural en ayuda de los trabajadores agrícolas que en esos tiempos caminaban extensos kilómetros desde Los Loros a Tranque Lautaro.

Jorge Ortega, Jefe de Operaciones de Casther y con vasta experiencia en el rubro de transporte señaló que “en esos años los parroneros andaban en caminos de tierra. Ya en Tierra Amarilla se acababa el pavimento y teníamos que manejar al lado de los cerros, extendimos esa ruta porque fuimos los primeros que nos pusimos serios con el transporte de personas. Nos forjamos con carácter familiar, quizás por ello estamos vigentes hasta el día de hoy, este quehacer comercial tiene su esencia en una verdadera vocación en el rubro, comenzamos seis personas y a la fecha, ya son 160 familias que han tenido como fuente laboral, buses Casther.”

Jorge recuerda que “muchas personas viajaban gratis porque no tenían dinero, llegaba a fin de mes y nos pagaban en esa fecha. Se acercaban a cancelar sus viajes sin problemas. Para arriba (el valle)  no existían farmacias, no habían ni distribuidoras de gas por ejemplo. Nosotros les comprábamos los remedios, gas, entre otras cosas. Era una encomienda gratuita porque el carácter era de colaboración y a cambio, nos esperaban a tomar el té, regalaban frutas y verduras, una relación cercana y directa. Sin embargo, el desafío que se suma hoy es adecuarnos a los tiempos de cambio, sobre todo computacionales y tecnológicos. La inmediatez de la información, por ende, tenemos que ser capaces de sumarnos a ello y llevarlo al cliente. La renovación de flota para nosotros es el esfuerzo que también estamos potenciando”.

Con más de 30 años haciendo historia, buses Casther es una empresa de transporte de pasajeros histórica perteneciente a la región de Atacama. Desde los ochenta, traslada a toda persona que visita, trabaja o reside en el extenso Valle de Copiapó y la zona costera atacameña. En todos estos años de trayectoria, sus viajes se han desarrollado incesantemente y sin interrupciones los 365 días del año con especial énfasis, en promover y desarrollar una nueva perspectiva del transporte. Las últimas cifras de su área administrativa, arroja que en temporada baja correspondientes a los meses de marzo a diciembre del año 2018, se transportaron a 195.000 pasajeros aproximadamente y en temporada alta, período de diciembre a febrero, fueron 7000 pasajeros trasladados.

Los Casther, recorren día a día desde Copiapó a Rodeo ida y vuelta, Caldera, Barranquilla y temporada estival se incluye Puerto Viejo, uniendo a las personas, aportando al crecimiento y desarrollo socioeconómico de la región. En este sentido, es una de las empresas líderes locales en las rutas que lleva a cabo, el rubro del transporte regional ha tenido un aporte directo con estos buses que comenzaron con una máquina de traslado para ayudar a reducir los tiempos de caminata que tenían los parroneros.

Gladys Cruz, funcionaria de Casther con 19 años de trabajo en la empresa copiapina afirma que “nos hemos ido forjando poco a poco, a mucho esfuerzo, una empresa familiar conformada de familiares y amigos ha permitido estar todos estos años. Se abrieron posibilidades para que otras familias y microempresarios calderinos, en su mayoría, pudiesen participar en la actividad transportista. Ellos han crecido con nosotros también. Hoy en día, el llamado es a seguir creciendo, pero siendo conscientes de los cambios que ya están en nuestro día a día. Sabemos que no es tarea fácil, pero no es imposible. Están las ganas de aprender esas nuevas formas, las herramientas tecnológicas, ir adecuando o cambiando procesos, si son un aporte que finalmente se traducen a un buen servicio para el cliente, bienvenido sea”.

Nuevos Horizontes

“Los Casther” comenzaron a crecer en el desarrollo de más rutas y viajes, principalmente por la necesidad de traslado de las personas. Grupos sociales, personal de empresas, organizaciones públicas, instituciones deportivas, grupos de la tercera edad, estudiantes y profesionales, han podido contar con la diversificación de los servicios del transporte terrestre. En los últimos meses, empresa Casther ha querido invertir en diferentes soluciones móviles para contribuir a la diversificación de servicios. Buses, taxibuses y transfer son el recambio que se puede traducir en una inversión de 470 millones de pesos.

En la actualidad, el enfoque es hacia el cliente e incorporar nuevas tecnologías que permitan lograr una mejor experiencia para el usuario, un servicio de óptima calidad enfocados en la cultura preventiva, que se distinga por proporcionar un servicio seguro y de excelencia a sus clientes. “Tener la perspectiva desde la cultura organizacional, que se adecue a los nuevos tiempos, tener como lineamientos la responsabilidad social empresarial, ser un aporte al desarrollo de la región y cumplir las normativas vigentes, son directrices elementales que empresas Casther tiene para su quehacer corporativo y tiene que verse reflejado en que los clientes puedan evaluar el servicio además, y nosotros abrir canales para potenciar esa comunicación”, señala su Jefe de Operaciones.

Tras décadas de historia, esta empresa local busca tener una mirada hacia el crecimiento profesional, seguir trabajando para  tener un servicio de calidad que hoy cuenta con una amplia flota de vehículos, tales como; Taxis Ejecutivos, Vans, Minibuses, Camionetas 4×4 y buses para cubrir los más de 80 servicios diarios durante los 365 días del año a distintos destinos regionales; Copiapó, Caldera, Interior del Valle de Copiapó y otros balnearios de la Región en época estival.

Ya en el año 2005 nace el servicio de Transfer Casther , 13 años junto al Aeropuerto Desierto de Atacama donde la empresa es concesionaria oficial en el traslado de pasajeros desde y hacia el aeropuerto regional. En esta diversificación de transporte, se incluye Encomienda y Custodia destinado para el transporte de encomiendas y correspondencia en las ciudades de Copiapó, Caldera y el Valle de Copiapó, con la seguridad y precios convenientes de envío tanto para las personas como para empresas del sector público y/o privado.

Finalmente en la zona céntrica de Copiapó (Buena Esperanza #557) se encuentra ubicado el reconocido “Terminal Casther”,  punto de referencia local y lugar  oficial de aparcamiento de  flota, operaciones administrativas y oficina exclusiva para el servicio de Transfer al Aeropuerto Desierto de Atacama. Cabe señalar que una segunda agencia oficial se encuentra ubicada en la ciudad de Caldera, específicamente en Plaza Las Américas.